Anatomía Humana Normal: pilar fundamental para el diseño protésico terapéutico

  • Vicente A Montenegro
  • A. Yasmin J Layus
  • Gustavo A Juri

Abstract

Los avances científico-tecnológicos favorecen y promueven la realización de prótesis terapéuticas.  Desde aquella prótesis del dedo gordo del pié encontrado en una tumba egipcia de más de 3000 años de antigüedad [1], hasta las complejas y a veces sofisticadas prótesis actuales han transcurrido muchas aristas evolutivas, pero siempre el pilar fundamental fue la anatomía humana normal (AHN). Ciertas patologías presentan permanentes desafíos terapéuticos por lo que la Ingeniería Biomédica (IB) debió agudizar sus observaciones y diseñar elementos complejos que incluyen, desde biomateriales especiales a elementos de informática, con el objeto de beneficiar a los portadores de dichas enfermedades. El Reflujo Gastroesofágico (RGE), es una enfermedad de alta prevalencia en la población y se caracteriza por “falla” en la regulación y cierre del esfínter esofágico inferior (EEI). Básicamente, este trastorno motor es la causa de que la acidez estomacal, pase patológicamente al esófago ocasionando pirosis y lesiones de la mucosa esofágica que pueden potencialmente ser pre-cancerosas. El correcto funcionamiento del EEI, implica un adecuado “balance” entre una serie de factores (integridad de la mucosa, peristalsis esofágica, la producción de saliva, contenido duodenal, presiones internas del esófago y del estómago, etc.) que están ligados indefectiblemente a la AHN. Si bien muchos pacientes mejoran los síntomas del RGE con medicamentos (Omeprazol, Esomeprazol, Lansoprazol) otros continuaron con el cuadro sindrómico lo que motivó numerosos tratamientos quirúrgicos, no obstante lo cual no se alcanzó el resultado deseado motivando nuevas investigaciones como la que describiremos aquí. En el presente trabajo, exponemos una novedosa terapéutica protésica en desarrollo, que se basa en un “marcapaso” conectado por electrodos a la unión esófago-estomacal con el objeto de fortalecerlo y aumentar la presión intraesofágica, por medio de estimulaciones eléctricas. Dicho elemento protésico, a prima facies logró los objetivos terapéuticos deseados, contrarrestando los síntomas y mejorando la calidad de vida de los pacientes portadores de RGE.
Published
2016-11-10
Section
Scientific articles